top of page
  • Maciej Makula

CONSTRUIR EL FUTURO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN CON MIGRANTES Y REFUGIADOS - SHAPING TOMORROW





Introducción

"Inmigrantes muertos en el mar, de aquellos barcos que en vez de ser una vía de esperanza fueron una vía de muerte. Así titulaban los periódicos. Cuando hace unas semanas escuché esta noticia, que por desgracia se ha repetido tantas veces, el pensamiento volvía una y otra vez como una espina en el corazón que trae sufrimiento" [1]. Estas frases, extraídas de la homilía de Francisco en Lampedusa en 2013, conmovieron a millones de espectadores. Los medios de comunicación siguieron el comportamiento y los gestos del Papa y citaron sus conmovedoras declaraciones en varios idiomas. Una cobertura mediática similar de las muertes de viajeros migrantes aparece con bastante frecuencia en prensa, radio, televisión y en Internet. Para la comunidad internacional y la Iglesia en su conjunto, cada muerte de una persona que huye de su patria se percibe como una tragedia para el individuo y para toda la nación. También desde la perspectiva de la Iglesia, tales acontecimientos estimulan la compasión, pero también la adopción de medidas correctoras concretas, porque "los refugiados y otras personas desarraigadas por la fuerza han estado, están y estarán siempre en el corazón de la Iglesia" [2].


A principios de marzo de 2023, varios miles de calabreses se reunieron para rezar el Vía Crucis en la playa donde, una semana antes, se habían sacado setenta y un cadáveres de refugiados. El arzobispo Angelo Raffaele Panzetta, durante el servicio, pronunció unas palabras desgarradoras. "Mientras caminábamos [en este Vía Crucis], nos preguntábamos: '¿Seguimos siendo cristianos? Claro, tenemos raíces cristianas, tenemos obras de arte que hablan de Jesús, tenemos una cruz colgada del cuello, rezamos la novena y seguimos bautizando a nuestros hijos. Pero, ¿cómo es posible que, después de dos mil años de seguir a Jesús, aún no hayamos aprendido a aceptarnos a nosotros mismos? Algo falla en nuestras vidas. Si de verdad aceptamos al Señor Jesús, debemos dejar que nuestros corazones cambien y no dejar que el miedo nos enfríe" [3].


La lectura del documento Construir un futuro con los migrantes y los refugiados, publicado por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, ha sido un fuerte impulso para escribir este artículo. El texto se publicó en el sitio web del Dicasterio el 27 de octubre de 2022 y aborda la cuestión de la construcción de un futuro con los migrantes y los refugiados en el contexto de la participación de la comunidad eclesial en los procesos mundiales en curso. El documento anima explícitamente a situar a estas personas en el centro del futuro de la Iglesia. "Construir el futuro con los migrantes y los refugiados significa incluirlos, situándolos en el centro de nuestro futuro, abriendo oportunidades para que expresen su potencial como migrantes y refugiados" [4]. Pensar en el futuro de la Iglesia en el contexto de procesos migratorios que a veces cambian las estructuras sociales se convierte en un reto urgente para la propia Iglesia.


En línea con algunas de las afirmaciones del documento, el tema de los emigrantes y refugiados es retomado y acertadamente incluido en los medios de comunicación católicos, también en los salesianos. En muchas partes del mundo, la Familia Salesiana asiste a personas que han dejado el lugar donde nacieron y crecieron para trasladarse a otra parte del continente o del mundo en busca de paz, libertad, justicia y un medio de vida digno. Siguiendo la doctrina social, hay que reconocer que la Iglesia ve en los ojos y en los rostros de los emigrantes y refugiados el rostro de Cristo sufriente. Ante los procesos históricos que afectan a todo el planeta, construir el futuro de la Iglesia significa también valorar la contribución que los emigrantes y refugiados pueden aportar a la construcción de un mundo mejor [5]. Esto debe entenderse también como un proceso de construcción de mensajes mediáticos y estrategias de comunicación sobre este doloroso tema.



El presente de los migrantes y refugiados

Explicación de términos y algunos datos

Para empezar, se explicarán algunos conceptos básicos. La migración se refiere al movimiento de individuos o grupos de personas tanto dentro de sus respectivos países como a través de las fronteras. Un migrante es una persona que se desplaza de un lugar a otro dentro de un país o a través de una frontera internacional, a otro país, principalmente por motivos políticos, económicos, educativos o familiares. Un refugiado es una persona que se ha visto obligada a abandonar su país debido a la persecución, la guerra o la violencia. La persecución suele estar relacionada con la etnia, la religión, la nacionalidad, la opinión política o la pertenencia a un determinado grupo social. La guerra y la violencia, por su parte, suelen escalar a lo largo de líneas étnicas, tribales y religiosas. En el caso de los refugiados, la posibilidad de regresar a su país suele caracterizarse por un gran temor, mientras que la compulsión a huir viene dictada por el deseo de salvar vidas o preservar la libertad. Además, cabe señalar que los refugiados están protegidos por el derecho internacional [6].


También hay que mencionar a los solicitantes de asilo, es decir, aquellos que presentan una solicitud adecuada al llegar a un país extranjero. Los desplazados internos, por su parte, son personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares debido a conflictos armados, violaciones de los derechos humanos o catástrofes. Los desplazados internos no cruzan una frontera nacional internacionalmente reconocida [7]. Cabe señalar que los términos "refugiado" y "migrante" no son intercambiables, aunque en los medios de comunicación y algunas organizaciones a veces los utilizan erróneamente como sinónimos, difuminando los límites entre estas realidades. También puede encontrarse el término "migración internacional", cuyo significado incluye a los solicitantes de asilo. En cambio, "migración forzada" es un concepto muy amplio y, al igual que "migración", no tiene una definición universalmente aceptada (a diferencia del concepto de "refugiado"). El ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) recomienda usar el término "refugiados y migrantes" para describir a todas las personas que se desplazan [8].


Las estadísticas muestran que el número absoluto de personas que viven fuera de su país de nacimiento es ahora mayor que nunca: pasó de 173 millones en 2000 a 258 millones en 2017. En consecuencia, la proporción de migrantes internacionales en la población mundial ha aumentado del 2,8 % en 2000 al 3,4 % en 2017 [9]. Cáritas Italiana y la Fondazione Migrantes, en un informe de 2022, afirman que el número de migrantes internacionales se estima ya en 281 millones en 2021, lo que representa el 3,6% de la población mundial. La principal razón de este movimiento de población son las prolongadas crisis en todo el mundo. La mayor crisis migratoria del mundo es la guerra de Siria. Tras doce años de conflicto, más de la mitad de los sirios han tenido que abandonar sus hogares. Seis millones son desplazados internos y los otros seis millones son refugiados en otros países, principalmente en Oriente Medio y Europa [10].


Selección de documentos eclesiásticos

El primer documento importante de la Iglesia sobre los emigrantes fue la Constitución Apostólica Exsul familia, de Pío XII, de 1952, que abordaba la oleada migratoria tras la Segunda Guerra Mundial. En el documento, el Papa subrayaba la preocupación de la Iglesia por los emigrantes y que toda persona tenía derecho a emigrar. Unos años más tarde, el Concilio Vaticano II, en su Decreto sobre la misión pastoral de los obispos en la Iglesia (Christus Dominus), subrayó una especial preocupación pastoral por los emigrantes, exiliados, refugiados y viajeros. En 1969, Pablo VI publicó el motu proprio Pastoralis migratorum cura, que revisaba la doctrina anterior de la Iglesia sobre los emigrantes en el contexto del cambio social en curso. El documento subrayaba que el bien primordial era el respeto de los valores espirituales y culturales de quienes se desplazan. Además, en 1969, la Congregación para los Obispos publicó la instrucción De pastorali migratorum cura, que describía los aspectos teológicos y jurídicos relacionados con el motu proprio de Pablo VI. En 1970 apareció otro documento, el motu proprio Apostolicae caritatis de Pablo VI, por el que se creaba la Pontificia Comisión para la Pastoral de las Migraciones y del Turismo.


En 2004, el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes publicó la Instrucción Erga migrantes caritas Christi y en 2013 el documento Acoger a Cristo en los refugiados y desarraigados forzosos. El primer texto describía la problemática de los migrantes y la atención pastoral a los mismos en sus aspectos bíblico, teológico, pastoral y canónico. Llamaba la atención sobre el respeto de los valores étnicos, lingüísticos y culturales de los recién llegados y les animaba a contribuir a la integración en la Iglesia local. Mencionaba la mezcla de religión y cultura a escala global y las modernas tecnologías que apoyan estos procesos. El documento de 2013 aclaraba las diferencias fundamentales entre migrantes y refugiados y hacía hincapié en las razones por las que las personas abandonan los países, como la persecución, las condiciones puramente económicas y otras situaciones difíciles que a menudo amenazan directamente la vida humana. La Instrucción anima a acoger a los migrantes y refugiados de manera digna, con un enfoque pastoral sólido [11]. Cabe mencionar también la encíclica del Papa Francisco de 2020 Fratelli tutti, que se refiere, entre otras cosas, a la falta de dignidad humana en las fronteras y a la acogida, protección, promoción e integración.


Durante su pontificado, el Papa Francisco ha emprendido una misión especial para atender a los migrantes y refugiados que, al emigrar a otros países, pasan a formar parte de una nueva sociedad y ofrecen nuevas oportunidades. Mirando la historia, es justo decir que la Iglesia siempre ha sido coherente en su doctrina social sobre la migración, mientras que la sensibilidad de Francisco se ha convertido en un sello distintivo de su pontificado. Algunos podrían decir que es un tema central de su pontificado, en el que brilla la preocupación por abrir las puertas de los hogares, parroquias, conventos y comunidades religiosas a quienes se encuentran en dificultades [12]. "Los migrantes me plantean un desafío particular por ser Pastor de una Iglesia sin fronteras que se siente madre de todos. Por ello, exhorto a los países a una generosa apertura, que en lugar de temer la destrucción de la identidad local sea capaz de crear nuevas síntesis culturales" [13].



Construir un futuro de migrantes y refugiados

La retórica de la amenaza

En muchos casos, los mensajes sobre migrantes y refugiados dominan la agenda setting, priming and framing [14] en los medios de comunicación. Sin duda, los incidentes en los que las personas mueren o se encuentran en circunstancias a menudo inhumanas generan el mayor interés. Barcos volcados en el Mediterráneo, ucranianos que huyen a través de las fronteras, mujeres y niños que mueren de agotamiento, cadáveres abandonados en las playas del sur de Italia, el trágico destino de los refugiados que cruzan el Sáhara. En estos casos, los medios de comunicación suelen destacar la causa de estos sucesos: las condiciones inhumanas en las que las personas buscan dignidad en otros países. Al informar sobre los acontecimientos, los medios de comunicación a veces crean una imagen negativa de los migrantes y refugiados, lo que provoca miedo, xenofobia, intolerancia y un aumento del racismo. "En este sentido, los medios de comunicación tienen un papel importante en la formación de la opinión pública y la responsabilidad de utilizar la terminología correcta en relación con los refugiados, los solicitantes de asilo y otras formas de migración, dada la existencia de flujos migratorios mixtos" [15]. Estadísticamente, los periodistas prestan muy poca atención a la contribución positiva de los migrantes a la sociedad; a menudo se les presenta como una carga para el país y una fuga de recursos sociales. Los efectos positivos de su presencia en los distintos países no reciben la misma atención [16].


Carol, refugiada siria y víctima de un conflicto feroz, dirigió las siguientes palabras al Papa Francisco en 2013: "Nuestra única esperanza es llegar vivos a Europa. Una Europa que soñamos acogedora y abierta. Por desgracia, nuestro sufrimiento tampoco encuentra aquí la paz. Nuestros derechos humanos y nuestra dignidad son pisoteados con demasiada frecuencia por la indiferencia y la superficialidad con que se nos trata. (...) Los sirios en Europa sentimos la gran responsabilidad de no ser una carga, queremos sentirnos parte activa de una nueva sociedad. Queremos ofrecer nuestra ayuda, nuestras capacidades y conocimientos, y nuestra cultura para construir sociedades más justas y acogedoras para quienes, como nosotros, huyen de la guerra y la persecución" [17].


Durante el mismo encuentro, en el Centro Astalli, el Papa Francisco pronunció un importante mensaje sobre los migrantes: "Cada uno de vosotros, queridos amigos, lleva una historia de vida que nos habla de dramas de guerras, de conflictos, a menudo ligados a las políticas internacionales. Pero cada uno de vosotros lleva sobre todo una riqueza humana y religiosa, una riqueza para acoger, no para temer" [18]. Y en su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2018, Francisco mencionó la retórica de la amenaza. "En muchos países de destino se ha difundido ampliamente una retórica que enfatiza los riesgos para la seguridad nacional o el coste de la acogida de los que llegan, despreciando así la dignidad humana que se les ha de reconocer a todos, en cuanto que son hijos e hijas de Dios" [19]. Por supuesto, es cierto que algunos de los migrantes y refugiados son polémicos con sus acciones y a veces incluso ilegales. Sin embargo, esto no debería ser un factor determinante en la construcción de mensajes mediáticos que generalicen y proyecten sobre toda la comunidad de recién llegados.


Cambiar la narrativa

Cambiar la narrativa sobre migrantes y refugiados se está convirtiendo en un reto acuciante para los medios de comunicación públicos, privados y católicos. Los medios de comunicación asociados a la Familia Salesiana también tienen un enorme papel que desempeñar, ya que están repartidos prácticamente por todo el mundo. Algunos son pequeñas cuentas en redes sociales o periódicos locales, otros son cadenas de televisión multimillonarias. Sin embargo, cada medio de comunicación puede ayudar a cambiar la narrativa de este acuciante problema, al tiempo que dar voz a los necesitados. "Esto implica proporcionar un lugar seguro donde las personas puedan contar sus propias historias (...). Esto debe hacerse también utilizando los medios de comunicación social y de masas" [20].


Los prejuicios en todos los ámbitos de la vida conducen a una cultura del rechazo. En el caso de la inmigración, conduce a la sospecha, la hostilidad, el resentimiento, el miedo, el manoseo, la crítica, el cierre social, el temor al aumento de la delincuencia y los riesgos para la seguridad y la pérdida de identidad y cultura. "Los medios de comunicación social, en este campo, tienen un papel de gran responsabilidad: a ellos compete, en efecto, desenmascarar estereotipos y ofrecer informaciones correctas, en las que habrá que denunciar los errores de algunos, pero también describir la honestidad, rectitud y grandeza de ánimo de la mayoría. (...) También los medios de comunicación están llamados a entrar en esta “conversión de las actitudes” y a favorecer este cambio de comportamiento hacia los emigrantes y refugiados" [21].


Handbook on Integration for Policymakers and Implementers ya abordó en 2010 el tema de los medios de comunicación y la integración en el contexto de la migración. Unos seiscientos expertos desarrollaron ideas sobre una comunicación justa y honesta sobre la situación de los migrantes y refugiados, que influya en las actitudes del público [22]. El manual llama la atención sobre la creación de mensajes adecuados sobre la migración, que tengan un impacto significativo en las actitudes del público. Por otra parte, el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes subraya que, para informar adecuadamente sobre los acontecimientos migratorios, los medios de comunicación deben tener acceso a los refugiados y, especialmente, a los campamentos donde se alojan [23].


Media Coverage on Migration: Promoting a Balanced Reporting ofrece las siguientes sugerencias para hablar de los migrantes en los medios de comunicación: deben evitarse las expresiones estereotipadas y negativas referidas al origen étnico; la cobertura mediática en horario de máxima audiencia no debe mostrar únicamente los cruces fronterizos y las lanchas varadas, sino también los problemas de vivienda, religiosos o laborales de los migrantes; la cobertura debe incluir distintas fuentes y, sobre todo, a los propios migrantes; debe darse prioridad a la contratación de periodistas migrantes mediante programas de prácticas adecuados [24]. El informe 2022 de Caritas Italiana y la Fondazione Migrantes subraya que es necesario cambiar la narrativa en los medios de comunicación italianos, para superar la situación desfavorable de las noticias que presentan la migración a menudo como un fenómeno puramente de crisis [25]. El documento Construir el futuro con los migrantes y los refugiados también ofrece propuestas claras, hablando de preparar a la sociedad utilizando los medios de comunicación para actividades de información y educación [26].


Los migrantes y refugiados traen consigo un enorme potencial humano y cultural, así como una serie de competencias que pueden enriquecer a la comunidad local. La Iglesia está llamada a invitar cuidadosamente a estas personas a colaborar en diversos campos. La experiencia de los migrantes y refugiados en el pasado ha sido a menudo crucial para una transformación social y económica positiva. Incluso hoy, su entusiasmo y sus habilidades deberían ser mucho más apreciados [27]. La presencia de migrantes y refugiados y las relaciones y el compromiso de cooperación que crean también representan un enorme reto en el desarrollo cultural y espiritual de la sociedad. En el contexto de la integración con los recién llegados, es sumamente importante valorar las competencias digitales de los migrantes. El documento Construir el futuro con los migrantes y los refugiados recomienda "Promover las competencias digitales de los migrantes y los refugiados y el uso de herramientas digitales en la vida cotidiana y social para favorecer su integración en la sociedad de acogida, evitando al mismo tiempo las desigualdades socioeconómicas" [28].


Estrategia de comunicación

El manual publicado por la Comisión Europea ofrece ejemplos de estrategias para garantizar la eficacia de los mensajes en relación con la situación de los migrantes y los refugiados. Trata, entre otras cosas, de la formación de portavoces especializados, el uso de la prensa local, el mantenimiento de relaciones positivas con los periodistas, el seguimiento de la información de los medios y la educación del público. El mismo documento llama la atención sobre el desarrollo de competencias interculturales de las organizaciones de medios de comunicación y los periodistas para trabajar eficazmente en un entorno determinado. Sobre todo, habla de un buen conocimiento de la sociedad, de habilidades y experiencia para integrar las competencias de comunicación intercultural y de una actitud abierta e inquisitiva. Las competencias deben desarrollarse ya en la escuela, mientras que los agentes pertinentes pueden ayudar a las instituciones de formación en periodismo y medios de comunicación con cursos sobre migración y diferencias culturales [29]. Por otra parte, la Carta de Roma - Protocolo Ético sobre Solicitantes de Asilo, Refugiados, llama la atención sobre las responsabilidades de los periodistas a la hora de aplicar una estrategia mediática sobre migrantes y refugiados. Fomenta el uso de una terminología adecuada, la comprobación de los hechos, la protección de quienes deciden hablar con los periodistas y la cooperación con expertos y organizaciones especializadas en estos temas [30].


También desde la Iglesia hay indicaciones concretas de una estrategia mediática. Las Orientaciones sobre la pastoral de las migraciones interculturales 2022 hablan de la imagen distorsionada de los migrantes que obstaculiza la acogida digna de los recién llegados. Subrayan que la Iglesia católica está llamada a ayudar a las comunidades locales a comprender verdaderamente el fenómeno de la migración a través de las siguientes acciones concretas:


  • "Implicar a los medios de comunicación en la difusión de buenas prácticas de acogida y hospitalidad, así como de las historias de migrantes y refugiados que contribuyen con éxito al desarrollo humano integral de las comunidades de acogida".


  • Los medios de comunicación, en este ámbito, tienen un papel de gran responsabilidad: les corresponde, en efecto, desenmascarar los estereotipos y ofrecer una información correcta, donde se pase a denunciar el error de algunos, pero también a describir la honradez, la rectitud y la grandeza de espíritu de la mayoría. [...] Los medios de comunicación también están llamados a entrar en esta conversión de actitudes y a favorecer este cambio de comportamiento hacia los migrantes y refugiados.


  • Utilizar un lenguaje positivo al hablar públicamente de migrantes y refugiados y difundir argumentos sólidos basados en la investigación contra su tergiversación.


  • En este sentido, los medios de comunicación tienen un papel importante en la formación de la opinión pública y la responsabilidad de usar una terminología correcta en relación con los refugiados, los solicitantes de asilo y otras formas de migración [...].


  • Ver la auténtica multiplicidad de expresiones culturales y religiosas dentro de las comunidades católicas locales como una oportunidad para aprender de las diferentes tradiciones y fomentar el aprecio intercultural a través de la comunicación creativa" [31].



La construcción de una estrategia mediática adecuada, tanto a nivel local como global, se está convirtiendo en un reto acuciante para los implicados en los medios de comunicación salesianos de todo el mundo. Si los procesos relacionados con los migrantes y refugiados se leen como signos de los tiempos, los medios de comunicación de la Familia Salesiana pueden convertirse en una voz líder en el discurso público. El potencial de los esfuerzos de comunicación de la Familia Salesiana a menudo supera el de otras organizaciones, incluso aquellas con alcance internacional. Unas directrices bien elaboradas ofrecen la esperanza de actuar de acuerdo con la doctrina social de la Iglesia, que pretende poner en el centro la dignidad y el bienestar del ser humano. Y quienes están directamente implicados en la construcción de mensajes y estrategias mediáticas, si reciben la formación adecuada, pueden hacer una importante contribución a la comprensión de los procesos y a la construcción de un futuro relacionado con los migrantes y los refugiados.





Conclusión

Construir el futuro con migrantes y refugiados es un proceso de construcción del presente. Los fenómenos que se vienen produciendo en el mundo desde hace años están teniendo un impacto significativo en los procesos económicos y políticos y en los espacios relacionados con la Iglesia. Están surgiendo nuevos ámbitos de entendimiento y relación, así como nuevos niveles de comunicación en los medios. Los hechos indican que la Iglesia es muy sensible a la cuestión de los migrantes y refugiados y a todos los acontecimientos relacionados con este fenómeno. Una de las propuestas concretas de Francisco es aunar esfuerzos en la Iglesia, especialmente por parte de las congregaciones religiosas, para crear una Iglesia cada vez más sinodal, abierta a los signos de los tiempos y a la acción del Espíritu Santo [32].


El Papa Francisco, en su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, nos anima a abrirnos a nuevas posibilidades en una época de desarrollo sin precedentes de las herramientas de comunicación. "De este modo, las mayores posibilidades de comunicación se traducirán en mayores posibilidades de encuentro y solidaridad entre todos. Si pudiéramos seguir este camino, ¡sería tan bueno, tan sanador, tan liberador, tan generador de esperanza! Salir de uno mismo para unirse a los demás es bueno. Cerrarse en uno mismo es probar el amargo veneno de la inmanencia, y la humanidad se llevará la peor parte en cada elección egoísta que hagamos" [33].


Construir un futuro para los medios de comunicación, incluidos los salesianos, con los migrantes y refugiados en la Iglesia, significa crear un espacio donde puedan acceder a la información que necesitan para integrarse en su nuevo entorno. Los medios de comunicación pueden convertirse cada vez más en una plataforma para la autoexpresión, así como para configurar una imagen positiva de los migrantes y refugiados que contrarreste los estereotipos, la discriminación y las violaciones de los derechos humanos. Por último, pueden contribuir a un intercambio cultural cada vez más amplio, así como a una propuesta evangelizadora de la Iglesia.


Con toda probabilidad, puede decirse que los fenómenos migratorios globales deben leerse en el contexto de la fe como los llamados signos de los tiempos, que ayudan a encontrar ámbitos de entendimiento entre la Iglesia y las comunidades locales. Vistos no solo desde una perspectiva sociológica, sino desde la perspectiva de la fe, están empezando a remodelar la comunidad eclesial. En los procesos de lectura de los signos de los tiempos, los medios de comunicación son el instrumento adecuado para iniciar y continuar los intercambios interculturales y otros procesos de gran alcance. La Familia Salesiana, con su enorme potencial formador de opinión, tiene por delante una tarea considerable, que en muchas partes del mundo ya está llevando a cabo con éxito, en forma de acciones concretas y de formación de la opinión pública de acuerdo con la doctrina social de la Iglesia.



Note

  1. Visita a Lampedusa, Omelia del santo padre francesco, Campo sportivo "Arena" in Località Salina, 8 luglio 2013, https://www.vatican.va/content/francesco/it/homilies/2013/documents/papa-francesco_20130708_omelia-lampedusa.html.


2. Pontificio Consiglio della Pastorale Per i Migranti e gli Itineranti, Accogliere Cristo nei rifugiati e nelle persone forzatamente sradicate, Orientamenti pastorali, Vaticano 2013, https://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/corunum/corunum_it/pubblicazioni/Rifugiati-2013-ITA.pdf, 16.


3. Vaticannews, Abp Panzetta: Patrząc na morze, musimy bić się w piersi, https://www.vaticannews.va/pl/swiat/news/2023-03/abp-panzetta-patrzac-na-morze-musimy-bic-sie-w-piersi.html.


4. Costruire il futuro con i migranti e i rifugiati, Il Dicastero per il Servizio dello Sviluppo Umano Integrale, 27 ottobre 2022, https://migrants-refugees.va/it/risorse/documenti/.


5. Convenzione sullo statuto dei rifugiati redatta a Ginevra nel 1951, https://www.unhcr.org/it/wp-content/uploads/sites/97/2016/01/Convenzione_Ginevra_1951.pdf.


6. Norwegian Refugee Council, Roald Høvring, 10 things you should know about migration and refugees, 2022, https://www.nrc.no/news/2018/may/10-things-you-should-know-about-migration-and-refugees/.


7. Norwegian Refugee Council, Roald Høvring, 10 things you should know about migration and refugees, 2022, https://www.nrc.no/news/2018/may/10-things-you-should-know-about-migration-and-refugees/.


8. Global Trends to 2030: The Future of Migration and Integration, European Political Strategy Centre (EPSC), 2018.


9. Rzeczpospolita, Wojna domowa gorsza od kataklizmu. Syryjski reżim stara się zadbać przede wszystkim o swoich, https://www.rp.pl/kleski-zywiolowe/art37934751-wojna-domowa-gorsza-od-kataklizmu-syryjski-rezim-stara-sie-zadbac-przede-wszystkim-o-swoich.


10. Michał Mraczek, Troska o migrantów w dokumentach Kościoła i w kontekście aktualnej sytuacji migracyjnej w Polsce związanej z konfliktem zbrojnym na Ukrainie, Społeczeństwo, Studia, prace badawcze i dokumenty z zakresu nauki społecznej Kościoła, Rok XXXII 2022 nr 2 (158), p. 63-64.


11. Greg Erlandson & Gretchen R. Crowe (2016) Church communication highlights 2015, Church, Communication and Culture, 1:1, 7-25, DOI: 10.1080/23753234.2016.1181309, s. 11; Paulina Guzik (2018) Communicating migration – Pope Francis’ strategy of reframing refugee issues, Church, Communication and Culture, 3:2, 106-135, DOI: 10.1080/23753234.2018.1478230, p. 111.


12. Esortazione Apostolica Evangelii Gaudium, Francesco, Vaticano 2013, https://www.vatican.va/content/francesco/it/apost_exhortations/documents/papa-francesco_esortazione-ap_20131124_evangelii-gaudium.html, 210.


13. Patricia Moy, David Tewksbury, Eike Mark Rinke, Agenda-Setting, Priming, and Framing, 2016, https://doi.org/10.1002/9781118766804.wbiect266.


14. Pontificio Consiglio della Pastorale Per i Migranti e gli Itineranti…, 42.


15. I mass media di fronte a migrazioni e minoranze. Strategie e linee guida, RespectWords, 2017, https://www.respectwords.org/wp-content/uploads/2017/11/I-mass-media-di-fronte-a-Migrazione-e-Minoranze.pdf.


16. Saluto di Carol, rifugiata siriana a Papa Francesco, Incontro con Papa Francesco, Roma 10 settembre 2013, https://www.jsn.it/wp-content/uploads/2013/09/Discorso_Carol.pdf.


17. Visita al "Centro Astalli" di Roma per il servizio ai rifugiati, Discorso del Santo Padre Francesco, 10 settembre 2013, https://www.vatican.va/content/francesco/it/speeches/2013/september/documents/papa-francesco_20130910_centro-astalli.html.


18. Messaggio del Santo Padre Francesco per la celebrazione della LI Giornata mondiale della pace, 1° gennaio 2018, Migranti e rifugiati: uomini e donne in cerca di pace, https://www.vatican.va/content/francesco/it/messages/peace/documents/papa-francesco_20171113_messaggio-51giornatamondiale-pace2018.pdf.


19. Costruire il futuro con i migranti e i rifugiati...


20. Messaggio del Santo Padre Francesco per la 100ª Giornata Mondiale del Migrante e del Rifugiato 2014, https://www.vatican.va/content/francesco/it/messages/migration/documents/papa-francesco_20130805_world-migrants-day.html.


21. Komisja Europejska, Podręcznik integracji dla osób odpowiedzialnych za kształtowanie i wdrażanie polityki – Wydanie trzecie, Urząd Publikacji Unii Europejskiej, Luksemburg, 2010, https://ec.europa.eu/migrant-integration/sites/default/files/2010-04/docl_12892_53982377.pdf, p. 26-27.


22. Pontificio Consiglio della Pastorale Per i Migranti e gli Itineranti…, 62.


23. Triandafyllidou, A. (2017) ‘Media Coverage on Migration: Promoting a Balanced Reporting’, in McAuliffe, M. and M. Klein Solomon (Conveners) (2017) Ideas to Inform International Cooperation on Safe, Orderly and Regular Migration, IOM: Geneva.


24. Caritas e migrantes, XXXI Rapporto Immigrazione 2022, Caritas Italiana e Fondazione Migrantes, https://www.migrantes.it/wp-content/uploads/sites/50/2022/10/Sintesi-XXXI-Rapporto-Immigrazione-2022.pdf.


25. Costruire il futuro con i migranti e i rifugiati…


26. Messaggio del Santo Padre Francesco per la 108ª Giornata Mondiale del Migrante e del Rifugiato…


27. Costruire il futuro con i migranti e i rifugiati…


28. Komisja Europejska, Podręcznik integracji…, p. 32-35.


29. La Carta di Roma — Protocollo deontologico concernente richiedenti asilo, rifugiati, vittime della tratta e migranti, https://www.cartadiroma.org/cosa-e-la-carta-di-roma/codice-deontologico/; Notizie ai margini, IX rapporto Carta di Roma 2021, Associazione Carta di Roma, https://www.cartadiroma.org/wp-content/uploads/2021/12/Notizie-ai-margini.pdf; Notizie dal fronte, X rapporto Carta di Roma 2022, Associazione Carta di Roma, https://www.osservatorio.it/wp-content/uploads/2022/12/Notizie_dal_Fronte_XRapporto-CdR.pdf.


30. Orientamenti sulla Pastorale Migratoria Interculturale, Sezione Migranti e Rifugiati del Dicastero per il Servizio dello Sviluppo Umano Integrale, 24.03.2022, https://press.vatican.va/content/salastampa/it/bollettino/pubblico/2022/03/24/0209/00443.html.


31. Costruire il futuro con i migranti e i rifugiati…



32. Esortazione Apostolica Evangelii Gaudium…, 87.


28 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page