top of page

KEY ISSUES

DIRECTRICES GENERALES - COMUNICACIÓN SALESIANA

1. La comunicación es una forma de realizar el carisma salesiano.

La comunicación es un elemento clave para la realización del carisma salesiano en las diferentes culturas y el enfoque educativo desarrollado por San Juan Bosco y el sistema preventivo (razón, religión, amor).

 

Se convierte en un medio para la transformación social, teniendo en cuenta los cambiantes paradigmas de comunicación y de vida en contextos cada vez más multiculturales y multirreligiosos. Creemos firmemente en el valor de una comunicación interpersonal auténtica y empática.

 

Los miembros de la Familia Salesiana viven la comunicación del encuentro acercándose a los jóvenes en sus diversas situaciones sociales y culturales. Escuchan desde el corazón y hablan desde el corazón, abrazando también la cultura digital y las nuevas tecnologías.

2. Los jóvenes están en el centro de la comunicación salesiana.

La máxima prioridad en la comunicación salesiana es el compromiso con los jóvenes. Supone la implicación activa de los jóvenes para que expresen sus voces, compartan sus retos y participen en el diálogo en un entorno que refleje los valores salesianos. Con respecto al mundo digital, nos aseguraremos de que los jóvenes sean protagonistas en Internet y en las redes sociales salesianas.

 

Les ofrecemos la oportunidad de colaborar en el ámbito de la creación y gestión de contenidos. Les animamos a ser creativos y responsables en el espíritu de Don Bosco, que quería buenos cristianos y honrados ciudadanos.

3. Nos comprometemos a educar, evangelizar y formar una comunicación responsable también en el entorno digital.

La comunicación en la Familia Salesiana va mucho más allá de la mera transmisión de información o mensajes. Se basa en una visión más amplia y compleja; es un vehículo para la educación, la evangelización y la formación en la era digital.

Esta educación incluye la comprensión de la dinámica de la comunicación, la ética de los medios y el discernimiento en el uso de los medios. Utilizando los medios de comunicación, la Familia Salesiana difunde el mensaje del Evangelio y promueve los valores cristianos. La formación en comunicación responsable, especialmente en el entorno digital, incluye la ética de los medios, el comportamiento respetuoso en línea y la prevención de abusos.

4. Somos conscientes del cambio de la era de la comunicación.

Esta conciencia es esencial para adaptarse y seguir siendo relevantes en la comunicación salesiana. Comprender estos cambios es el punto de partida para adaptar las estrategias de comunicación a la nueva realidad.

Por ello, la Familia Salesiana se compromete a descubrir y adoptar nuevas formas de comunicación que reflejen las preferencias y hábitos de las generaciones emergentes y del nuevo entorno digital. Los medios de comunicación tradicionales se han visto a menudo superados por las nuevas formas de comunicación en línea. Por otro lado, valoramos la cultura, la historia, las lenguas y los rituales locales.

, la Familia Salesiana sigue apoyando las artes, como el teatro, la música, el deporte, la danza y la escritura, para ayudar a los jóvenes a expresarse y contribuir a la cultura.
5. Garantizaremos el profesionalismo en la comunicación social de la Familia Salesiana.
El profesionalismo es un aspecto esencial para ser proactivo, poseer habilidades y mantenerse al día con las nuevas tendencias y los desafíos emergentes en la comunicación, incluso en el entorno digital.

La Familia Salesiana se compromete a garantizar una comunicación interna y externa profesional, una colaboración adecuada con los periodistas y la preparación de expertos, portavoces y profesionales a través de estudios, prácticas, cursos y formación pertinente. También tratará de asignar fondos adecuados para las actividades de comunicación social.

Además, la Familia Salesiana está abierta a la convergencia de los medios de comunicación, al desarrollo de estrategias de comunicación adecuadas, a la gestión profesional de los canales de comunicación y a la gestión de los recursos humanos.

6. Queremos construir el futuro de la comunicación salesiana con los migrantes y refugiados.

En este sentido, nos gustaría centrarnos y subrayar la importancia de incluir a los migrantes y refugiados, especialmente a los jóvenes, en el contexto de la comunicación salesiana, reconociendo los retos y oportunidades que presentan estas circunstancias.

A través de los medios tradicionales y digitales, la Familia Salesiana pretende incluir a los migrantes y refugiados en sus esfuerzos de comunicación. Asimismo, contribuye a reducir los prejuicios, tender puentes, enfatizar el respeto de los derechos humanos fundamentales y difundir la enseñanza de la Iglesia sobre esta cuestión. T

ambién requiere la creación de espacios seguros y acogedores donde estas personas puedan expresar sus historias, aspiraciones y desafíos.

7. Queremos comunicar la ecología y el cambio climático con la profesionalidad adecuada.

La profesionalidad a la hora de comunicar la ecología y el cambio climático implica también la capacidad de transmitir la complejidad de estas cuestiones de forma comprensible tanto para la Iglesia como para el público en general.

Esto requiere el uso de un lenguaje claro y accesible, así como la creación de contenidos educativos que puedan inspirar y comprometer a la gente a emprender acciones concretas para hacer frente a los retos medioambientales.

Abordaremos la concienciación medioambiental, la promoción de soluciones sostenibles, la colaboración con expertos en medio ambiente, los problemas del cambio climático, la contaminación, la conversión ecológica y la educación medioambiental. Además, promoveremos la enseñanza de la Iglesia sobre estas cuestiones.

8. En el corazón de la comunicación salesiana situamos el bien común del hombre y de la Iglesia.

La comunicación pretende promover la dignidad humana, la solidaridad, la paz, la justicia social y los valores evangélicos. Con una visión antropológica adecuada, contribuye al progreso y al bien común de la sociedad y de la Iglesia, especialmente de los pobres, los marginados, las víctimas de la guerra y de la violencia.

La atención a la persona es fundamental, porque el hombre es el verdadero camino de la Iglesia. En el contexto de los abusos sexuales y otras crisis, la comunicación de la Familia Salesiana tendrá como objetivo situar al ser humano -la víctima- en el centro de las preocupaciones.

Se tomarán medidas para informar al público con integridad, transparencia y conformidad con las directrices de la Iglesia, colaborando con los medios de comunicación y los periodistas.

9. No temeremos a las nuevas tecnologías

La Familia Salesiana permanece abierta a nuevos retos y soluciones en el campo de la comunicación social. Esto subraya la voluntad de abrazar la innovación tecnológica en un mundo en constante cambio, teniendo en cuenta los peligros del entorno digital.

Subraya el compromiso de comprender el uso de Internet, los medios sociales, las plataformas digitales y las herramientas para difundir el mensaje salesiano de forma eficaz.

En nuestro trabajo de comunicación social, entendemos y utilizamos tendencias como: convergencia de medios, content e influencer marketing, mobile journalism, AR, VR, UGC, SEO, IoT, herramientas de AI, content creators, ciberseguridad, metaverso, multicanalidad y muchas otras.

10. Estaremos atentos a los signos de los tiempos.

Las nuevas formas de expresar la fe, Dios, el Espíritu Santo y el carisma salesiano a través de los medios de comunicación social implican el estudio y la profundización teológica y sociológica.

Estar atento a los signos de los tiempos exige flexibilidad para adaptar las estrategias de comunicación de modo que sean pertinentes y eficaces. Se convierte en un enfoque dinámico que pretende garantizar que la misión salesiana sea siempre pertinente y capaz de responder a las oportunidades del mundo contemporáneo.

Somos conscientes de los retos a los que nos enfrentamos, como la necesidad de prepararnos y trabajar como misioneros digitales en colaboración con los laicos. Parece indiscutible mantener nuestra identidad salesiana y la fidelidad a la doctrina de la Iglesia en la perspectiva y la cultura sinodales.
bottom of page